Programa educativo para favorecer conocimientos sobre alcoholismo en adolescentes

Multimed 2017; 21(3)
MAYO-JUNIO

ARTICULO ORIGINAL

 

UNIVERSIDAD DE CIENCIAS MÉDICAS DE GRANMA
POLICLÍNICO ÁNGEL ORTIZ VÁZQUEZ, MANZANILLO

 

Programa educativo para favorecer conocimientos sobre alcoholismo en adolescentes

 

Educational program to promote knowledge about alcoholism in adolescents

 

 

Esp. MGI Iliana Sofía Roig Castro, I MsC. Psicol. Salud Yudmila María Soler, II MsC. Psicol. Salud Elsa Pérez Rosabal, II MsC. Invest. Educ. Rebeca Pérez Rosabal, II Esp. MGI Kirenia Rosa Soler Sánchez.II

I Policlínico Ángel Ortiz Vázquez. Manzanillo. Granma, Cuba.
II Universidad de Granma. Manzanillo. Granma, Cuba.

 

 

RESUMEN

El alcoholismo constituye un flagelo que alcanza en mayor o menor grado a todas las sociedades del mundo, la adolescencia constituye una de las etapas más vulnerables para iniciarse en el consumo de alcohol. Se realizó un estudio de intervención, cuasi experimental con el objetivo de evaluar la efectividad de un programa educativo para favorecer el nivel de conocimientos sobre alcoholismo en los adolescentes pertenecientes al consultorio médico No. 6 del policlínico Ángel Ortíz Vázquez. El universo de estudio quedó constituido 120 adolescentes, la muestra fue de 31 adolescentes. Se empleó como técnica de recogida de información la encuesta a adolescentes elaborada por las autoras de la investigación. El procesamiento estadístico se realizó mediante números absolutos y por cientos. En relación con la edad de inicio del consumo de bebidas alcohólicas el período que predominó fue entre 10 y 14 años (51.6 %), en relación con los conocimientos acerca del alcoholismo se evidencia un nivel bajo con un 87,1 %, antes de la intervención, después se elevó a un nivel alto (83,8 %). El programa educativo fue efectivo, pues favoreció los conocimientos sobre alcoholismo en los adolescentes.

Palabras clave: educación; alcoholismo; consumo de alcohol en menores; adolescente.

 

ABSTRACT

Alcoholism is a scourge that reaches more or less all societies in the world; adolescence is one of the most vulnerable stages to start in the consumption of alcohol. A quasi experimental intervention was conducted with the objective of evaluating the effectiveness of an educational program to promote the level of knowledge about alcoholism in adolescents belonging to the doctor's office No. 6 of the Angel Ortiz Vazquez Polyclinic. The universe of study consisted of 120 adolescents, the sample was 31 adolescents. The survey of adolescents developed by the authors of the research was used as information collection technique. Statistical processing was performed using absolute numbers and percentages. In relation to the age of onset of alcohol consumption, the predominant period was between 10 and 14 years (51.6 %), in relation to knowledge about alcoholism, a low level was observed for 87.1 %, before intervention, and then it rose to a high level (83.8 %). The educational program was effective, since it favored the knowledge about alcoholism in adolescents.

Key words: education; alcoholism; underage drinking; adolescent.

 

 

INTRODUCCIÓN

La drogadicción es uno de los problemas de salud en lo individual y lo social, un fenómeno que debe ser comprendido con objetividad para el desarrollo de acciones eficaces en su erradicación. Existen drogas legales e ilegales, dentro de ellas, abordar el alcohol como droga portera es vital, si se considera que a pesar de la similitud de sus efectos con los de las drogas ilegales, tiene una gran aprobación social.

Según el paradigmático trabajo de Levav la situación comparativa de América Latina, cuya población duplica la norteamericana, es catastrófica, con la existencia actual de unos cuarenta millones de alcohólicos vaticinados.1

Todo ello permite ubicar al alcoholismo como una de las cuatro catástrofes que enfrenta la humanidad convirtiéndolo en un grave problema de salud pública. Desde el punto de vista epidemiológico se identifican tres eslabones para que una persona se convierta en alcohólica, estos son: el agente (las bebidas alcohólicas en sus diferentes variedades), el ambiente (medio laboral o social que lo favorece, por necesidad, disponibilidad, publicidad de las bebidas alcohólicas), y la persona susceptible o víctima. 2

La gravedad del alcoholismo adquiere una mayor connotación al constituir una adicción cada vez más frecuente entre los adolescentes. Por tanto la adolescencia constituye uno de los principales grupos de riesgo, favorecido por las características biológicas, psicológicas y sociales que se definen en la literatura científica con respecto a este período evolutivo.

El consumo de alcohol en los adolescentes se corresponde con algunas situaciones como: problemas de identidad, baja autoestima, tendencia al aislamiento y a la depresión, impulsividad, conductas rebeldes, conflictos en el rol sexual y otros problemas de salud mental, lo que hace de este grupo etáreo uno de los sectores más proclives a implicarse en comportamientos adictivos diversos y en particular a esta sustancia.

Entre los elementos que contribuyen a incrementar este comportamiento pueden señalarse: baja percepción de riesgo, necesidad de reafirmación de la personalidad con búsqueda de independencia, la actuación de padres y familiares y la concepción de mayor independencia para la toma de decisiones en general y de salud en particular. 1

Referente al consumo de alcohol en esta etapa, se evidencia un por ciento muy elevado a nivel mundial. Canadá exhibe que el 40 % de los adolescentes han comenzado a beber a los 12 años; en Inglaterra los varones se inician en su consumo a los 13 años; en Suiza a los 12; Colombia muestra que el 76 % de sus adolescentes ingieren bebidas alcohólicas a los 17 años; por otra parte en la India el 47 % de los estudiantes universitarios beben una vez por semana, de igual forma lo hacen el 42 % de los varones y el 15 % de las hembras de 17 años de edad en los Estados Unidos. 1

Los actuales indicadores globales del alcoholismo en Cuba, son el resultado de la valoración de la prevalencia del uso, abuso y dependencia de alcohol, a través de la utilización del criterio básico de la positividad en tres o más de las cuatro preguntas del cuestionario de alcoholismo (CAGE), que ubica a un 4 % de la población mayor de15 años, cifra relativamente baja en comparación con otros países del área, no obstante existe otro 10 % de habitantes con patrones de consumo alcohólicos no recomendables, que los ubica como bebedores de riesgo; por lo que se trabaja esta forma de consumo desde diferentes acciones interventivas. 1

De acuerdo a los reportes estadísticos, Granma es una de las provincias con mayores índices de alcoholismo. En el municipio Manzanillo los registros revelan cifras elevadas con respecto a esta enfermedad. En el policlínico «Ángel Ortiz Vázquez» desde la labor de terreno se ha identificado el alcoholismo como un problema de salud en el Consultorio Médico de Familia No. 6.

En las entrevistas realizadas se evidencian insuficientes conocimientos por parte de los adolescentes en cuanto a las consecuencias que ocasiona esta droga y escasas actividades educativas dirigidas a la prevención del consumo.

El objetivo de esta investigación es evaluar la efectividad de un programa educativo, para favorecer los conocimientos sobre alcoholismo en adolescentes.

 

MÉTODO

Se realizó un estudio de intervención, cuasi experimental, en el segundo semestre del año 2015. El universo de estudio se conformó por 120 adolescentes, pertenecientes al CMF 6 del Policlínico «Ángel Ortiz Vázquez» del municipio Manzanillo. La muestra quedó conformada por 31, que cumplieron con los criterios de voluntariedad de participar en la investigación y haber comenzado el consumo de alcohol. La muestra fue no probabilística.

Para la obtención de la información se empleó una encuesta que consta de 6 preguntas cerradas con varias alternativas de respuestas. Se utilizó con el objetivo de identificar el nivel de conocimientos de los adolescentes en relación con el alcoholismo.

Esta encuesta fue elaborada a partir de la revisión bibliográfica y validada según método de consenso Delphi. Se realizó la selección de doce expertos teniendo en cuenta los años de experiencia, los resultados de la actividad profesional y el desarrollo de investigaciones relacionadas con el tema. El grupo de expertos quedó conformado por 4 especialistas de primer grado en psiquiatría, 2 especialistas de primer grado en psicología de la salud y 6 especialistas de segundo grado en medicina general integral, en su totalidad son máster en ciencias. En los resultados de la evaluación realizada por los expertos, hay evidencias suficientes para plantear que los mismos concuerdan, tanto en la concepción metodológica de la encuesta, como en los contenidos que se exploran en la misma.

Las variables estudiadas fueron:

  • Programa educativo: Proceso sistémico que articula la actividad profesional constituido por diferentes sesiones de trabajo que van dirigidas hacia la potenciación de los conocimientos sobre alcoholismo. En él, se pone en práctica un sistema de conocimientos y/o habilidades mediante un conjunto organizado de acciones planificadas y estructuradas que apelan al potencial activo y regulador de los sujetos para hacerse responsables de su propio bienestar.

Operacionalización:

  • Efectivo: Si se logran los objetivos propuestos de la investigación.

Cuando se logra favorecer los conocimientos sobre alcoholismo.

  • Inefectivo: Cuando no se logran los objetivos propuestos de la investigación.

Cuando no se logra favorecer los conocimientos sobre alcohol

Edad de inicio del consumo: se consideró la edad en que el adolescente comenzó el consumo de alcohol, se evaluó en el ítem 1.

  • Menos de 10 años
  • 10-14 años
  • Más de 15 años

Nivel de conocimientos sobre alcoholismo: como variable cualitativa ordinal se refiere al conocimiento que poseen los adolescentes con respecto al alcoholismo. Incluye las siguientes dimensiones: definición, vías a través de las cuales se puede establecer la adicción en un individuo, consecuencias biológicas, sociales y psicológicas del consumo de alcohol, factores de riesgo y tratamiento. Se evaluó en los últimos 5 ítems de la encuesta. Se consideró:

Alto: si responde correctamente 5 respuestas
Medio: si responde correctamente 4 respuestas
Bajo: si responde correctamente 3 respuestas

El procesamiento estadístico se realizó mediante números absolutos y porcientos. Los resultados se presentan resumidos en tablas.

Programa educativo

Para la elaboración del programa educativo se tomó en consideración la metodología que propone la Dr.C. Giselda Sanabria G, que incluye los siguientes elementos en el diseño: objetivos generales y específicos, límites, estrategia, actividades, recursos, indicadores y evaluación.

El programa fue validado según método de consenso Delphi. Para la aplicación de este método se procedió de la siguiente forma:

Primero: precisión del objetivo.

Objetivo: obtener juicios valorativos acerca de la calidad de la concepción metodológica del programa, así como de la efectividad que pudiera presentar su aplicación en la práctica.

Segundo: selección de los expertos

Se realizó la selección de 12 expertos teniendo en cuenta los resultados de la actividad profesional, los años de experiencia y el desarrollo de investigaciones relacionadas con el tema. Los expertos pertenecen a diferentes instituciones de la provincia Granma.

Tercero: Selección de la metodología

La consulta a los expertos se realizó de forma individual, entregando directamente a cada uno de ellos, por escrito, distintos ítems, para que plasmaran sus criterios sobre los logros, insuficiencias y deficiencias que, a su juicio, presenta el programa educativo elaborado.

Cuarto: Ejecución de la metodología

Se inicia con la elaboración de la guía de aspectos a valorar, los que se corresponden con los elementos del diseño, el instrumento estuvo conformado por preguntas abiertas y cerradas. El cuestionario fue entregado a cada experto, para que los mismos, sobre la base de una escala categórica con valores desde 1 (deficiente) hasta 9 (excelente), evaluaran cada uno de los aspectos. Se realizaron dos rondas. La aplicación del cuestionario permitió conocer que los elementos sometidos al criterio de expertos fueron evaluados por todos entre las categorías seis (medianamente bueno) y nueve (excelente).

Quinto: Procesamiento de los datos

Se calculó el coeficiente de concordancia de Kendall y su significación estadística utilizando el paquete estadístico SPSS. En los resultados de la evaluación realizada por los expertos, hay evidencias suficientes para plantear que los mismos concuerdan, tanto en la calidad de la concepción metodológica del programa, como en la efectividad que se esperaba obtener a partir de su aplicación en la práctica.

El programa se titula «Lo que no sabemos del alcohol», su objetivo general fue favorecer conocimientos en los adolescentes en relación con el consumo de alcohol para prevenir su consumo. Los objetivos específicos están orientados a ofrecer información sobre la conceptualización, las vías, consecuencias, factores de riesgo y tratamiento y desarrollar habilidades sociales que le permitan asumir conductas adecuadas ante el consumo del mismo.

Se diseñaron diez sesiones de trabajo (una de inicio, ocho temáticas y una de cierre), las mismas se realizaron con una frecuencia semanal de 2 horas de duración cada una. Las diferentes sesiones están organizadas siguiendo un orden lógico, es decir, los conocimientos adquiridos en una sesión, sirven de base para las próximas. La metodología que se empleó fue esencialmente participativa. Los temas que se trataron en las sesiones fueron los siguientes:

  • ¿Qué conozco acerca del alcoholismo?
  • Principales complicaciones del alcoholismo
  • Cómo una persona se convierte en alcohólico.
  • Conócete a ti mismo. ¿Soy vulnerable?
  • ¿Qué hacer ante el alcoholismo?
  • Video debate de la película del Beny.
  • ¿Qué aprendimos?

 

RESULTADOS

Como se observa en la tabla 1con relación a la edad de inicio del consumo de bebidas alcohólicas el período que predominó fue entre 10 y 14 años, con 16 adolescentes para un 51.6 % del total.

El nivel de conocimiento en relación con el alcoholismo antes de aplicar la intervención fue bajo ( 87,1 %), pues los adolescentes de la muestra presentaron dificultades en relación con la conceptualización de alcoholismo, las vías para convertirse en alcohólico, las consecuencias que genera el consumo de alcohol y los factores de riesgo, así como en el tratamiento ante el alcoholismo. Después que se aplicó la intervención el (83,3 %) poseían un nivel de conocimiento alto. (tabla 2)

 

DISCUSIÓN

Los resultados relacionados con el inicio de consumo de bebidas alcohólicas, son similares a la literatura revisada en la que se afirma que la edad de inicio es entre los 10 a 14 años, y se plantea que las edades en las que se comienza a ingerir bebidas alcohólicas son cada vez más tempranas si se compara con décadas pasadas. 3

De acuerdo a otras fuentes de información, la edad de inicio difiere de lo planteado con anterioridad; así en Psicoactiva se plantea que la edad de inicio es alrededor de los 14-15 años de edad. Sin embargo, el Observatorio Español sobre Drogas informa que la edad media en el inicio del consumo de alcohol es de 15.9 años en varones y 17,6 años en mujeres, y un Informe para la Comisión Europea realizado por el Institute of Alcohol Studies, del Reino Unido sitúa la edad media de inicio en los 12,5 años. 4,5

A criterio de las autoras, el resultado encontrado puede deberse a que en la adolescencia temprana, se inician cambios importantes en el adolescente, por cuanto es más susceptible a adquirir hábitos inadecuados; y al ser el alcoholismo un importante problema en la población adulta de esta área de salud, puede resultar para el adolescente normal consumir alcohol e incorporarlo a su estilo de vida, lo que favorece que se inicien en este hábito a edades más tempranas y es una evidencia del desconocimiento del alcoholismo como enfermedad.

Los hallazgos en relación con el nivel de conocimiento antes de la intervención coinciden con una investigación realizada en el municipio Morón por Patterson Serrano, et al, 6 con el objetivo de potenciar el nivel de conocimientos sobre alcoholismo en un grupo de adolescentes, donde al inicio el nivel de conocimiento fue bajo con un 66.68 %, después se logró potenciar el nivel de conocimiento para un 79.48 %.

Los resultados son coherentes además con una investigación desarrollada por Guibert, et al, 7 con el objetivo de caracterizar el comportamiento ante el alcohol de los estudiantes en las etapas de la adolescencia, donde el nivel de información fue insuficiente en la adolescencia temprana con un 55, 4 %.

Son similares además con los hallazgos encontrados por Betancourt 8 en el año 2012 en Guantánamo, donde el nivel de conocimiento en relación a los efectos perjudiciales del consumo irresponsable de bebidas alcohólicas, en el 71,3 % de los encuestados fue bajo. Después que se aplicó la intervención el nivel de conocimiento sobre las drogas fue aceptable en un 80 % de los participantes.

Coincide con la investigación desarrollada por Chamarron 9 con el objetivo de valorar la efectividad de un Programa de Educación para la Salud, donde después de aplicada la intervención en lo que respecta a conocimientos, se observa un aumento con importante significación estadística de prácticamente todos los parámetros analizados como son los relacionados a conocimientos de «dependencia», «alcoholismo», «efectos físicos, psicológicos y sociológicos» y «concepto de droga».

En la literatura autores como Bolet Astoviza10 plantea que es importante que los adolescentes posean una visión crítica sobre los daños que el ingerir bebidas alcohólicas produce al organismo, y a los que se encuentran alrededor, para que se enfrenten al hecho de beber o no, tengan sus propios criterios y de esta forma tomen sus decisiones.

Las autoras asumen el criterio que si bien poseer conocimiento no es suficiente para asumir conductas responsables ante el consumo de alcohol, la presencia de este resulta importante pues influye en las creencias que se tengan con respecto al consumo del mismo; del mismo modo consideran que es importante considerar elementos como la motivación, las emociones, la historia del aprendizaje, las expectativas y la dinámica de las relaciones interpersonales.

Estos resultados apuntan además que a pesar de las políticas de prevención que se desarrollan y las campañas de bien público, aún las mismas son insuficientes, por tanto resulta pertinente la revisión de los mensajes, así como las técnicas que se emplean para transmitirlos, pues algunos solo transmiten conocimientos y resulta necesario trabajar en el aspecto cognitivo y afectivo.

Es necesario acotar además que la presencia de un nivel de conocimientos adecuados es importante pues en esta etapa existe la llamada crisis de la adolescencia, surgiendo la necesidad de independencia y autoafirmación, como expresión de la crisis, que se manifiesta a través de conductas desagradables al adulto, llevándolos incluso a disímiles expresiones de rebeldía donde pueden aparecer la adquisición de hábitos nocivos a la salud, entre ellos el hábito de fumar y el consumo de bebidas alcohólicas como modo de reafirmar dentro del grupo expresiones del comportamiento adulto.11

Autores como Soler Sánchez plantean que los conocimientos inadecuados constituyen un factor de riesgo si se hace alusión a los factores personales de riesgo que se describen en la literatura, pues aunque la presencia de un adecuado conocimiento por sí mismo no garantiza la asunción de comportamientos responsables es un importante factor a considerar en la prevención del alcoholismo en la adolescencia.12

 

CONCLUSIONES

El programa educativo resultó efectivo porque al finalizar su aplicación se incrementaron los conocimientos sobre alcoholismo en los adolescentes de la muestra objeto de estudio, lo que se evidenció a través del incremento de un conocimiento sólido en relación con la conceptualización del alcoholismo, las consecuencias que generan el consumo de alcohol, los factores de riesgos, el tratamiento ante el alcoholismo y las vías a través de las cuales un sujeto puede convertirse en alcohólico. Estos aspectos favorecen la adopción de comportamientos saludables ante el uso irresponsable de alcohol.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. González Menéndez R. Prevenir, detectar y vencer las adicciones. La Habana: Científico-Técnica; 2005.

2. Yero Pérez D. Programa de intervención para la prevención del alcoholismo en adolescentes del IPUEC 30 de noviembre [tesis]. Granma: Facultad de Ciencias Médicas de Granma; 2005.

3. Monteiro M. Alcoholismo y Salud Pública en las Américas: un caso para la acción. Washington, D.C.: Organización Panamericana de la Salud; 2007: 1-54.

4. Riofrío González C, Rodríguez Solano JJ. Identificación del alcoholismo en atención primaria. Actualización [Internet]. 2010 [citado 15 Oct 2016]; 65-72. Disponible en: http://www.jano.es/ficheros/sumarios/1/0/1763/65/00650072_LR.pdf.

5. Intervención en salud. En: Maestría de Psicología de la salud. Curso 8. (CD_ROM) Ciudad de La Habana: MINSAP; 2008.

6. Patterson Serrano I, Sandoval Ferrer JE, Vargas Roque L, Velázquez Julián JL, Rosado Amore N, Montes Pons AN. Nivel de conocimientos sobre alcoholismo en un grupo de adolescentes del Consultorio Médico de Familia No. 10 del Policlínico Universitario Norte del municipio Morón. Mediciego [Internet]. 2014 [citado 14 Mar 2016]; 20(Supl 1). Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/mediciego/mdc-2014/mdcs141b.pdf.

7. Guibert Reyes W, Gutiérrez Díaz I, Martínez Gómez C. Comportamiento ante el alcohol de los estudiantes en las etapas de la adolescencia. Rev Cubana Med Gen Integr [Internet]. 2005 [citado 14 Mar 2016]; 21(1-2). Disponible en: http://scielo.sld.cu/pdf/mgi/v21n1-2/mgi061-205.pdf.

8. Betancourt Pulsán A. Intervención comunitaria para la prevención del alcoholismo en jóvenes guantanameros [tesis]. La Habana: ENSAP; 2010.

9. Chamorro Fernández AJ. Estudio cuasi-experimental sobre el consumo de alcohol y los efectos asociados al mismo [tesis]. Salamanca: Universidad de Salamanca; 2010.

10. Bolet Astoviza M. La prevención del alcoholismo en los adolescentes. Rev Cubana Med Gen Integr [Internet]. 2000 [citado 14 Mar 2016]; 16(4):406-9. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol16_4_00/mgi19400.htm.

11. Castro Fernández BR, Casañas Morales B, Diéguez Báez T. Factores asociados al consumo perjudicial de alcohol en adolescentes del policlínico Chiqui Gómez. En: Psicosalud 2014. La Habana: Edición Servicios a Conferencias; 2014. p. 299-308.

12. Soler Sánchez YM, López Sánchez MC, Soler Sánchez KR, Pérez Dixon KM, Reyes Zayas S. Programa educativo para la prevención del alcoholismo en la adolescencia En: Psicosalud 2014. La Habana: Edición Servicios a Conferencias; 2014. p. 349-57.

 

 

Recibido: 6 de marzo de 2017.
Aprobado: 4 de abril de 2017.

 

 

Iliana Sofía Roig Castro. Policlínico Ángel Ortiz Vázquez. Manzanillo, Cuba. Email: ileanaroig@infomed.sld.cu

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.