Eritrodermia y Linfomas Cutáneo de Células T

Liliana Fuentes Gómez, Zucell Rodríguez Ramírez, Ana Deisi Rodríguez Poll

Texto completo:

PDF

Resumen

La eritrodermia es una erupción eritematosa más o menos escamosa que afecte a más del 90% de la superficie corporal. Se trata de una enfermedad capaz de comprometer el pronóstico vital y que puede complicarse con desequilibrios hidroelectrolíticos, trastornos de la termorregulación, infecciones, así como con fallo cardiovascular. En la presente publicación referimos el caso de un paciente masculino de 72 años con antecedentes de hipertensión arterial y de Lepra que recibió poliquimioterapia, es ingresado en el servicio de dermatología en el período de observación, pues hace alrededor de un año comenzó a presentar enrojecimiento de la piel y múltiples escamas. Al momento del examen se observa paciente eritrodérmico, ectropión, distrofia ungueal importante, con adenopatías palpables axilares e inguinales, asociado un prurito intenso generalizado. Se realizan estudios para el diagnostico incluyendo biopsia de ganglios inguinal y de piel, esta última compatible con Micosis Fungoide. Actualmente se reconocen tres variantes eritrodérmicas en el linfoma cutáneo de células T: el síndrome de Sézary, la Eritrodermia en micosis fungoide y la Eritrodermia en linfomas cutáneos de células T: No Especificada. Si bien se entiende al síndrome de Sézary como una expresión leucémica del linfoma cutáneo de células T eritrodérmico, con numerosas células de Sézary en piel, sangre y otros tejidos, la Eritrodermia en micosis fungoide se determinaría ante la ausencia de estos mismos hallazgos hematológicos e histológico ante un cuadro clínico eritrodérmico.  Se hace necesaria la publicación del artículo por la forma de presentación de la micosis fungoide, teniendo en cuenta que esta dermatosis tiene un sin número de diagnósticos diferenciales que la hace la gran simuladora en la Dermatología.

Palabras clave

Eritrodermia; Linfoma cutáneo, Micosis fungoide.

Referencias

Zapata González A, Cerón García IA, Williams Jacquez ÁD. Eritrodermia difusa y crioglobulinemia concomitante con linfoma cutáneo primario anaplásico de células T CD30+, una asociación poco común. Dermatología Revista Mexicana 2020; 64(2): 176–82.

Maldonado García CA, Orozco Anahuati AP. Abordaje diagnóstico de la eritrodermia en el adulto. Rev Med Inst Mex Seguro Soc 2017; 55(3): 353–60.

Acosta LT, Del Río DY. Eritrodermia en niños. Rev Asoc Colomb Dermatol 2015; 23(2): 131–40.

Molgó M, Reyes Baraona F. Actualización en diagnóstico y manejo de micosis fungoide y síndrome de Sézary. Rev Chilena Dermatol 2015; 31(4): 338-353.

Reifs Alcántara CM, Salido Vallejo R, Garnacho Saucedo GM, Corte Sánchez S, González Menchen A, García Nieto AV. Alemtuzumab in refractory Sézary syndrome. An Bras Dermatol 2016; 91(5): 642-644.

Molgó M, Jaque A, Vial V, Ocqueteau M, Pereira J, Chang M, et al. Fotoféresis en el tratamiento de Síndrome de Sézary: Caso clínico. Rev Méd Chile 2015; 143(11): 1449-1458.

Piña Rodríguez Y, Piña Russinyol JJ, Hernández Fernández DM, Fernández Martori M, Darias Domínguez C. Síndrome de Sézary. Presentación de un caso. Rev Méd Electrón 2018; 40(2): 471-479.

Monzón Castillo EP, Tejada Martínez G, Oliva García AB. Micosis fungoide en vulva: Presentación de un caso. Rev. Peru. Ginecol. Obstet. 2018; 64(3): 489-494.

Malveira Braga MI, Pascoal G, Gamonal Lima SB, Castañon MC, Marques N. Folliculotropic micosis fungoide: challengingclinical, histopathological and immunohistochemical diagnosis. An. Bras. Dermatol 2017; 92(5): 73-75.

Thaís Braga C, Guimarães Ribeiro BI, Nayara Silveira M, Otávio Augusto P. Micose fungoide hipocromiante na infância: avaliação de um caso clínico. Rev Méd Minas Gerais 2018; 28: e-1943.

Rosero Arcos C, Madrigal Ramos C, Alvarado A V. Micosis fungoide ampollar de presentación en palmas y plantas. Revista Médica Vozandes 2017; 28(1): 57-60.

Porto AC, Blumetti TP, Mendes ASP, Duprat Neto JP, Rezze GG,Braga JCT. Mycosis fungoides: reflectance confocal microscopy and its role in the diagnosis. Appl. cancer res. 2018; 38(10): 1-4.

Junco Bonet M, Betancourt Betancourt G, Machado Garcia JL, LarquinComet JI. Micosis fungoide en estadio tumoral: presentación de un caso. AMC. 2016; 20(1): 44-49.

Ying-Yi L, Chieh-Hsin W, Chun-Ching L, Chien-Hui H. Hyperpigmentation as a peculiar presentation of mycosis fungoides. An Bras Dermatol. 2017; 92(5): 92-94.

Uh Sánchez I, Molina L, Lapizco A, Eljure-López N, Aceves Díaz JE. Eritrodermia asociada con adenocarcinoma gástrico. Dermatol Rev Mex 2018; 62(3): 242–6.

de Albuquerque Fernandes LS, Aguiar Costa F, Lima Barbosa R, Lupi Martins O. Mycosis fungoides precedin glymphomatoid papulosis. Medicina Ribeiräo Preto 2017; 50(4): 261-264.

Colmenares Roldán LM, Jiménez Sol B. Cuándo emplear PUVA o NB-UVB en micosis fungoide. CES Med 2016; 30(1): 55-65.

Bariani Prado MC, Fernando Fróes JL, Ribeiro Quinteiro AM, Carneiro de Souza S, Pereira Arantes T. Mycosis fungoides and Kaposi’s sarcoma association in an HIV-negativepatient. An Bras Dermatol 2016; 91(5): 108-110.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 MULTIMED

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.